jueves, 26 de enero de 2017

Bordado sobre plástico


 Grandes ideas en internet, me inspiraron para hacer un diseño sobre plástico, en este caso sobre una carpeta.
Sólo necesité hilo de macramé, una aguja de lana (mejor es un punzón o elemento punzante que abra un agujero un poco más grande que el grosor del hilo), y una vela para calentar la aguja o punzón.


 El diseño lo saqué de internet; es fácil y simple, y a la vez hermoso.  Lo fui realizando sobre una hoja cuadriculada.  Luego lo pasé a la carpeta usando papel de calcar de modistería y lo fui retocando y corrigiendo con un lápiz.





Señaladores bordados

 Existen varias maneras de unir varios hobbies/gustos/preferencias, etc.  En este caso uní los bordados con señaladores, ya que me encanta leer.  Pero también incluí en la mezcla mi amor por el arte arquitectónico, en este caso, el arte islámico.  Preciso, geométrico, muchas veces intrincado...

 



Tomé regla, escuadra, compás y transportador.  Los diseños los pasé sin calcar;  de esta manera se puede adentrar en la figura a bordar de manera más íntima, hacerla de uno.
Como se ve en las fotos son puntos de bordado básico.  Usé liencillo y un lino color celeste, dos pequeños retazos que me sobraron de la hermosa Era donde trabajaba en un taller de costura y bordado.  La dueña trabajaba con elementos naturales (algodón, lana, lino..) y como suelo construír cosas pequeñas siempre me guardaba los retazos que sobraban de los cortes (así hace unos cuantos años atrás en la historia, nació el patchwork: economía y arte).


La foto siguiente se puede ver cómo planifiqué varios diseños dentro de un mismo retazo de tela para poder maximizar el mismo y poder tensar la tela sin tener espacios donde el bastidor pueda tomar la tela y así bordar con comodidad.  
El diseño que plasmé en el papel, lo calqué en hoja de calcado, y para pasarlo a la tela utilicé un papel carbónico de modistería.  Son los únicos elementos q tengo a mano.  Sería un golazo poder fabricar una caja de luz para poder prescindir del carbónico (o una ventana iluminada).







En un pasado el punto cruz para mí era símbolo de aquel pack para principiantes q venden en las mercerías con tela panamina con el diseño impreso en la misma y todos los hilos necesarios.  Gracis a internet se me abrió un mundo de posibilidades.  El bordado puede ser puesto donde sea, y crear los más hermosos diseños.
Thinking outside the box!


Al final no me quedé con ningún señalador, ¡los regalé todos!